Guarderías

Esta misión se enraíza en el mensaje de Jesús: «Dejad que los niños vengan a Mi» para que a través de nuestra tarea asistencial y didáctica los niños descubran a Dios como Padre, a todos los hombres como hermanos y al mundo como obra de Dios y tarea del hombre.

El cuidado de los niños exige ante todo bondad y sacrificio maternal:  

«Procurarán ser para los niños verdaderas madres, dándoles el amor y cariño que necesitan»

(Const. Art. 99)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad