Indulgencia plenaria

150º ANIVERSARIO DE FUNDACIÓN

AÑO JUBILAR 25 JULIO 2020-2021

Hoy

PASO 2

Las Siervas de Jesús heredamos un legado de nuestra Santa Madre M ª Josefa: hacer vida el Evangelio de la ternura y de la misericordia, desde una profunda vida espiritual y fraterna, que hace posible descubrir el rostro de Cristo en nuestros hermanos más necesitados: los enfermos, los ancianos, los niños, los pobres, los que sufren…. Siendo presencia y luz de Dios en la noche del dolor. Nuestro carisma apostólico se resume en nuestro lema “AMOR Y SACRIFICIO”.
Por eso, en este segundo paso, te animamos a conocer nuestra espiritualidad. Porqué somos como somos y vivimos como vivimos.

Las Siervas de Jesús heredamos un legado de nuestra Santa Madre M.ª Josefa: hacer vida el Evangelio de la ternura y de la misericordia, desde una profunda vida espiritual y fraterna, que hace posible descubrir el rostro de Cristo en nuestros hermanos más necesitados: los enfermos, los ancianos, los niños, los pobres, los que sufren…. Siendo presencia y luz de Dios en la noche del dolor. Nuestro carisma apostólico se resume en nuestro lema “AMOR Y SACRIFICIO”

NUESTRA IDENTIDAD

El nombre de Siervas de Jesús fue sin duda un regalo del Corazón de Jesús a Santa María Josefa, ya que expresa la espiritualidad más genuina de Cristo, “el Siervo de Yahvé”. Nuestra identidad se manifiesta en los siguientes rasgos:

Amor y Sacrificio

Un amor entregado al servicio y un servicio por amor que encuentran su razón de ser en la entrega del mismo Jesús.  Todas estamos llamadas a la vivencia del Amor y Sacrificio, pues en ella se sustenta nuestra misión en medio de la Iglesia.

Vida de Oración

De la oración, como encuentro con Cristo, es de donde sacamos la fuerza para nuestra entrega día a día.  Nos hace felices viviendo en fidelidad nuestro amor esponsal con Cristo.  Nos transforma y dispone para la vida comunitaria y para la misión.

Celo por la salvación de las almas

«Somos Siervas de Jesús; nuestro Instituto tiene por fin ganar almas para el cielo, sirviendo de medio la caridad con el prójimo; somos apóstoles predicando con nuestro buen ejemplo». (Sta. María Josefa)

Alegría y sencillez de vida.

De la alegría del encuentro con el Señor y de la respuesta a su llamada brota la misión como servicio a la Iglesia.

Espíritu de Servicio

Somos Siervas de Jesús, en nuestro nombre se encierra el sentido místico de nuestra vocación y misión de servicio.

Vida Fraterna   

La comunidad es el resorte más importante y de donde sacamos fuerzas para impulsar nuestra misión.

En la actualidad más de 700 Siervas de Jesús de la Caridad conforman 85 comunidades en 16 países: España, Italia, Portugal (en Europa) Chile, Argentina, Colombia, México, Ecuador, Perú, República Dominicana, Paraguay, Cuba y Estados Unidos (en América) Filipinas y Vietnam (en Asia) y Camerún (en África).

El Carisma que recibió Santa M.ª Josefa sigue vivo y hoy se extiende en una familia carismática formada por: Religiosas Siervas de Jesús de la Caridad, Religiosos Siervos de Jesús de la Caridad, Laicos Siervos de Jesús orantes, Asociación Privada de Fieles Siervos de Jesús de la Caridad, Presbíteros y Diáconos del Clero diocesano, Semillas de Esperanza (niños) de Santa M.ª Josefa.

Nuestro carisma es de sanidad y de acción social:

La asistencia diurna y nocturna a enfermos en su domicilio: este apostolado fue el primero que ejercieron Sta. M.ª Josefa las primeras Siervas de Jesús: enfermeras de Cristo. A través de él, las hermanas despliegan su dedicación hacia los enfermos en todo lo que puedan necesitar. Son también de gran apoyo y ayuda a las familias, en momentos especialmente difíciles.

En Sanatorios, hospitales y clínicas, en centros para enfermos de Sida: la atención de los enfermos durante su hospitalización teniendo en cuenta todas las dimensiones de la persona. La Pastoral de la Salud en hospitales y desde las parroquias. En países de América y Filipinas, se ofrece asistencia médica a poblaciones de bajos recursos, en zonas urbanas y rurales.

En Residencias de Tercera Edad y Centros de Dia: nuestros mayores necesitan ayuda para realizar muchas actividades de la vida diaria. Necesitan mucho amor para llegar al término de su vida con la paz de los hijos de Dios.

El cuidado de niños en guarderías: en España, México, Colombia, Filipinas, Camerún, las hermanas procuran ser para los niños verdaderas madres, dándoles aquello que necesitan, con todo cariño. En Perú, las hermanas atienden un centro para niños abandonados.

Obras Sociales y Comedores: en Madrid, Bilbao, Oviedo y Zaragoza y Osorno (Chile) acuden a nuestros comedores personas sin hogar, familias sin recursos, personas que carecen de medios para cubrir sus necesidades básicas. En Ferrol se atiende un albergue nocturno para transeúntes. En países de América y Filipinas, los comedores sociales cubren las necesidades básicas de muchos niños y permiten la escolarización, donde también se realiza formación básica de salud y familia a las madres.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad