Magnificat

Magníficat de Santa María Josefa Del Corazón de Jesús

Mi alma canta agradecida al Corazón de Cristo porque se ha fijado en su sierva, me ha seducido con su amor y me ha vestido el traje de la caridad para ser siempre su esposa.

Sólo quiero proclamar su bondad, cantar sus misericordias, pasar por la vida sembrando esperanza, atraer a muchos a servir al Amor.

El Señor se complace en el humilde, socorre al abatido, sostiene al que no puede más porque es eterna su Misericordia.

Siempre viviré con el Señor y desde el cielo atraeré bendiciones a los que me invoquen.  Les llevaré el consuelo de su Corazón  porque así lo aprendí de Cristo, salud de los enfermos.

Amén.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad